Escenificación perfecta

La escenificación perfecta de que los tonos oscuros embellecen en un ambiente con luz natural. Este se compone de una planta baja abierta junto a techos altos y grandes ventanales con una cocina con isla que delimita el espacio con el comedor.

Se ha creado una gran isla que combina una zona de trabajo en porcelánico negro –igual que los muebles bajos– que contrasta con una contundente barra de roble que permitirá compartir momentos con familia y amigos en la cocina mientras se trabaja en ella.

Los muebles de cocina, con un tratamiento anti-huellas, se hacen protagonistas en esta vivienda. El color negro oscuro de este mobiliario aporta elegancia y modernidad y los tonos neutros de la composición de columnas aportan calidez a este espacio.

SUBIR