Con estilo propio

Este proyecto realizado en la localidad de Roquetas de Mar destaca por la cuidada distribución, amplitud y luminosidad que se han conseguido al unificar salón y cocina.
En esta ocasión, los materiales elegidos han sido el roble blanco y detalles en aluminio brunito, creando una atmósfera muy especial.
La estancia se aprovecha al máximo con muebles a ambos lados, reforzando el almacenamiento en columnas y muebles altos, para dejar el protagonismo al área de península. Esto deja un espacio cómodo en toda la zona de fregadero y zona de cocción, junto a una cómoda barra desayunador.
SUBIR